jueves, enero 14, 2016

Una partida del 2015

El año anterior mi actividad competitiva se vio lamentable y forzosamente reducida a la mínima expresión debido a la gran carga laboral que tuve. Hace años escuché la frase que decía que mas o menos así: "el ser humano es un animal eternamente insatisfecho", palabras que me hacen mucho sentido, puesto que generalmente nunca se está conforme con la realidad que te toca vivir y siempre espera algo más. Cuando tiene mucho trabajo se queja uno de que no tiene tiempo suficiente para otras actividades, sin embargo cuando no lo hay en suficiente cantidad... ¡de que no tiene en que ocupar las horas libres!

Comparto con ustedes la única partida que gané en ajedrez clásico el 2015 (jugué sólo 3) al Maestro FIDE Eduardo Bombardiere. La comenté pensando en compartirla en mi sitio y las variantes en su mayoría representan lo que calculé durante el encuentro. Espero la disfruten.


No hay comentarios.: